INCONTINENCIA URINARIA

¿Qué es?
La incontinencia urinaria es la pérdida involuntaria de orina sea en mínima o en mayor cantidad,  puede estar relacionada a alteraciones en el proceso de producción de la misma, por lo que se asociaría a enfermedades secundarias. Sin embargo aquellas pérdidas de orina que no se relacionan a alteraciones fisiológicas son las que predominan hoy en día.
¿Es normal que se me “escape” la pila?
No, por ningún motivo. Solemos creer, y en esto han contribuido los medios de comunicación, que la perdida de orina es “normal” con la edad, después del embarazo o al hacer esfuerzo físico, lo cierto es que no.
Soy mamá de 2 niños, y en todos los embarazos perdí “pila”, seguro es normal

No, aquellas mujeres que sufren pérdidas involuntarias de orina durante el embarazo es más probable que lo sigan haciendo en el postparto y esta condición se agrave en los siguientes embarazos.

Esto está relacionado a la debilidad de los músculos del suelo pélvico, este grupo de músculos son los encargados de brindar un correcto soporte a nuestro sistema genitourinario y restauran el equilibrio de nuestro organismo.

La incontinencia urinaria solo afecta a las mujeres
Falso, los hombres también sufren de perdida involuntaria de orina, esto puede estar asociado a la debilidad del suelo pélvico masculino, post cirugía prostática, malos hábitos alimenticios, una rutina inadecuada, entre otros.
He sufrido por mucho tiempo de perdida de orina, deberé acostumbrarme a usar protectores y pañales
La solución a la perdida de orina no es el uso de protectores, pantiliners o pañales, existe la terapia física del suelo pélvico, la cual busca mejorar principalmente las condiciones del suelo pélvico femenino y masculino a través de técnicas manuales, instrumentos, reeducación de los hábitos y ejercicio de determinados músculos, para optimizar la función del mismo y así mejorar la calidad de vida de la persona.
¿Cómo debo tratarla?
El tratamiento depende de lo que está causando el problema y qué tipo de incontinencia. La edad es un factor de riesgo pero no determinante. Las personas de edad avanzada pueden tener condiciones médicas que afectan la continencia. A menudo se encuentra en personas que tienen afecciones como la diabetes, accidente cerebrovascular, demencia, enfermedad de Parkinson y esclerosis múltiple, pero pueden ser un indicio de otras enfermedades o condiciones que también requieren de atención médica. Por ello es pertinente realizar un control con el médico de cabecera y descartar con los especialistas otras enfermedades y/o desordenes para tener un mayor panorama del caso, posteriormente acude con tu Médico Rehabilitador y Fisioterapeuta de suelo pélvico para iniciar el tratamiento.

Autora:  Lic. Liliana Cruz Ausejo

Terapeuta Físico

Escriba su comentario

  • 16/02/2018
    Mariela Bruzzon Virto
    marielabruzzonv@gmail.com
    Muy interesante la información y el tratamiento a través de esta terapia. Yo suelo sufrir este problema y me he dado cuenta que cuando estoy en época de trabajo se me agudiza, en estos momentos que me encuentro de vacaciones que estoy descansada y relajada no lo estoy padeciendo. Tendra algo que ver el estress. Ademas el problema se manifiesta sobretodo cuando tengo mucha tos.