TERAPIA OCUPACIONAL: BARRERAS ARQUITECTÓNICAS

DEFINICIÓN
Una barrera arquitectónica podría ser la de un obstáculo o impedimento físico que limita la libertad de movimientos o de autonomía de las personas. La existencia de una barrera arquitectónica supone un límite en los derechos de las personas al uso y disfrute de los espacios públicos y también de los privados.

Se encuentran en muchos de los espacios que nos rodean y afectan de forma desigual a las personas en función de su diversidad funcional. 

En esta oportunidad consideremos las barreras arquitectónicas en la casa, para ello los lugares que serán descritos en base a las personas en situaciones de discapacidad siendo las que hacen usos de sillas de ruedas, bastón o andador.
BARRERAS ARQUITECTÓNICAS
a). BAÑO.- Las barreras arquitectónicas que encontramos en el baño son:

El Ancho de la Puerta: La medida debe ser como mínimo 80 de ancho para que pueda entrar con mayor facilidad la silla de ruedas.

  • El Inodoro debe tener una altura de 45 cm. de alto, si la altura del inodoro es menor de lo indicado se puede adaptar con un elevador de inodoro.

  • En la Ducha, se debe evitar las alfombras. Es necesario colocar barras de sujeción en la pared de la ducha, para permitir los traslados de la persona.

b). DORMITORIO.- Al igual que en el baño, la puerta del dormitorio debe tener como mínimo un ancho de 80 cm., evitar colocar alfombras. La cama debe ser semi ortopédica y bien se puede ubicar al medio o  pegada a la pared.

c). SALA.- Evitar todo tipo de cables y alfombras, los muebles deben estar pegados a la pared.


d). COCINA.- De preferencia los objetos de la cocina deben ubicarse por encima de su cintura para su fácil acceso, evitar colocar cajones ya que impide que la silla de ruedas pueda entrar con facilidad.


e). RAMPAS.- Es preferible colocar rampas en los desniveles, tiendo consideración con la pendiente de que no sea muy elevado, sino la persona no podrá hacer uso adecuado de la silla de ruedas.

Escriba su comentario