DRENAJE LINFÁTICO MANUAL

¿Qué es?

El Drenaje Linfático Manual no es un masaje terapéutico; es una técnica manual con un amplio abanico de acción cuyo principio, fin y complejidad se aboca al sistema linfático.

Las funciones básicas del sistema linfático son:

  • Activar el Sistema Inmunológico (las defensas del organismo).
  • Actuar como sistema accesorio devolver a la circulación sanguínea el flujo de líquidos restantes de los tejidos. 
  • Eliminar las toxinas y conservar el equilibrio corporal. 

El sistema linfático está formado por un conjunto de conductos, canales, vasos que conducen linfa a los ganglios linfáticos para ser llevados a los grandes colectores. Van a estar situados en el tejido subcutáneo (superficiales) y los profundos situados en los órganos internos.

La linfa es un componente rico en proteínas cuya formación desplazamiento y utilidad es mantener el equilibrio del medio interno. 

Factores que determinan el movimiento de la linfa.

  • Las contracciones musculares serán bombas de impulso
  • Al realizar ejercicios activamos la circulación y la pulsación de arterias vecinas que ayudan a impulsar la linfa.
  • Los movimientos respiratorios con activación del diafragma.
  • La posición del segmento favorecido por el efecto de la gravedad.

Técnica de Drenaje Linfático Manual

Éste se realiza con las manos, a través de técnicas muy suaves, lentas y repetitivas que mueven percibiendo la textura del tejido. La función es movilizar la linfa respetando los caminos naturales del sistema linfático.

La técnica utiliza diversas maniobras que requieren para su ejecución un profundo conocimiento del sistema linfático, debe tener secuencia y ritmo para estimular a los ganglios linfáticos.

El efecto será sedante y relajante secundario consecuente de la activación de nuestro sistema parasimpático, con mejora de sensación del paciente.

Aplicaciones del Drenaje Linfático Manual

  • Linfedemas
  • Edemas debidos a traumatismo contusiones esquinces, desgarros.
  • Edemas post operatorios
  • Acné y cicatrices
  • Estreñimiento y flatulencias
  • Cefaleas migrañas , neuralgia del trigémino
  • Estrés e insomnio
  • Dolores Psicogénicos y somáticos.
  • En trastornos respiratorios como sinusitis, amigdalitis, catarros.
  • Inflamación del nervio facial.