MAGNETOTERAPIA

La Magnetoterapia es cada vez más utilizada en fisioterapia, al principio se utilizaba casi en exclusiva como un tratamiento para favorecer la regeneración del tejido óseo, conforme pasaron los años se han comprobado los poderosos efectos de regeneración que tiene la Magnetoterapia debido a los cambios fisiológicos que provoca en el organismo humano.

Los fisioterapeutas utilizamos ampliamente los campos magnéticos de baja frecuencia y alta intensidad ya que nos ofrecen un arsenal terapéutico útil en múltiples patologías del sistema nervioso, circulatorio, aparato locomotor e incluso en patologías de la piel, sus efectos regeneradores unido a su alta tasa de penetración en el cuerpo humano hacen del magnetismo terapéutico un tratamiento de elección que además de ser fácil de aplicar nos ayude eficazmente frente a procesos inflamatorios y múltiples patologías que causan dolor local.


Efectos fisiológicos de los campos magnéticos:

  1. Movimiento inducido de sustancias ionizadas en disolución, ya se encuentren estos iones en el torrente sanguíneo, en el plasma extravasado o en los más diversos tejidos de nuestro cuerpo, el efecto a distancia de la Magnetoterapia permite provocar estos cambios en profundidad cosa que resulta con otros equipos muy difícil de lograr ya que no hay muchas técnicas que penetren con intensidad y eficacia zonas alejadas de la superficie del cuerpo. 
  2. Acción sobre los osteoblastos, células generadoras de hueso, por medio de la piezoelectricidad favoreciendo una regeneración acelerada del tejido óseo. 
  3. Elevación de la solubilidad de sustancias en medio acuoso, facilitando con ello el efecto trófico, los tejidos eliminarán más rápido las sustancias tóxicas y se alimentarán y oxigenarán de modo más eficaz.
  4. Aumento inducido, en la zona de aplicación, del metabolismo y acción de equilibrio sobre el potencial de membrana normalizando la actuación de la bomba sodio potasio.

Los campos magnéticos originan en los tejidos vivos corrientes eléctricas inducidas que suponen una acción clara y manifiesta sobre los procesos de alimentación celular, ese estímulo actuará sobre la producción de energía, las mitocondrias acelerarán su función y proporcionarán la fuerza vital para activar la mitosis de las células. 

Cuando las células se desvitalizan se produce un desequilibrio iónico y el potencial de membrana desciende a niveles peligrosos, la Magnetoterapia actúa favoreciendo el re equilibrio de la bomba sodio potasio siendo este efecto uno de los más importantes ya que prácticamente interviene siendo el origen de todo proceso de recuperación posterior. 

Efectos de la Magnetoterapia sobre los tejidos y los órganos del cuerpo humano:

• Efecto analgésico
• Efecto antiinflamatorio
• Acción sobre el tejido óseo
• Relajación de la musculatura
• Regeneración de los tejidos
• Aceleración de la cicatrización
INDICACIONES:

Rehabilitación 
  • Osteoartrosis (Coxatrosis/Gonartrosis)
  • Espondilosis (cervical/lumbar)
  • Espondilitis anquilosante
  • Osteocondritis
  • Osteoporosis
  • Codo del tenista (tenis elbow)
  • Hombro congelado (frozen shoulder)
  • Procesos post-traumáticos partes blandas (contusiones, esguinces, luxaciones)
  • Algoneurodistrofia (Sudek)
  • Necrosis aséptica (Perthes, Osgood-Schlatter)
Pediatría
  • Miopatías
  • Artritis Reumatoide
  • Atrofia muscular (Amiotrofia) espinal
  • Parálisis cerebral

Neurología

  • Migrañas
  • Neuropatías periféricas
  • Lumbalgias/Lumbociatalgias
  • Neuralgia trigeminal
  • Neuralgia post-herpética

Ortopedia

  • Osteomielitis crónica
  • Pseudoartrosis
  • Retardo de consolidación fracturaría