DESGARRO DE LOS MÚSCULOS GEMELOS

¿Qué es?
Los músculos gemelos se encuentran en la cara posterior de la pierna y lo conforman el gemelo medial y lateral; que realiza la flexión plantar (ponerse de puntillas), dicho músculo nos ayuda a caminar, saltar y realizar carreras cortas. Es uno de los desgarros musculares que ocurren con mayor frecuencia en el ámbito deportivo.

Puede diagnosticarse por medio de imágenes como la Resonancia Magnética.

Grados de Lesión

Según la gravedad de la lesión:

Grado 1:  Daños leves de las fibras musculares (leve distensión muscular). 
Grado 2:  Rotura parcial de las fibras musculares (desgarro parcial de uno o más de los músculos isquiotibiales). 
Grado 3:  Rotura total de las fibras musculares (desgarro total de uno o más de los músculos isquiotibiales).

¿Qué síntomas y signos presenta?
Los síntomas y signos más frecuentes según el Grado de Lesión:

Grado 1:
  • Leve dolor al mover la pierna.
  • La movilidad de la articulación del tobillo es completa.
  • Generalmente no presenta dolor a la palpación.
  • Camina con normalidad o ligera dificultad por el dolor.

Grado 2:
  • Dolor moderado en cara posterior de la pierna, generalmente al hacer movimientos de los pies (como elevar la punta de los pies y hacer punta de pies).
  • Dolor moderado en reposo y en actividad.
  • Moderada inflamación.
  • Presencia de Hematoma en cara posterior de la pierna.
  • Pérdida parcial de la fuerza muscular del miembro inferior afectado.
  • Presenta limitación de la movilidad de la articulación del tobillo.
  • Camina con dificultad y cojea.

Grado 3:
  • Dolor intenso en todo momento.
  • Hematoma considerable en la cara posterior de la pierna.
  • Pérdida considerable de la fuerza muscular de Miembros Inferiores a predominio del lado afectado.
  • Se evidencia una depresión en la zona lesionada.
  • Limitación considerable de la movilidad de la articulación del tobillo.
  • Uso de muletas (No realiza apoyo del pie al caminar).
¿Por qué se produce?

Puede ser por:

  • Por estiramiento de la fibra muscular más allá de su longitud normal.
  • Un calentamiento breve o nulo.
  • No deja pasar suficiente tiempo de recuperación entre una y otra sesión de entrenamiento.
  • Cambiar de manera repentina y brusca al correr.
  • Debilidad muscular.
  • Un golpe fuerte en la cara posterior de la pierna

En deportes:

Puede ser causado en patinaje, atletismo, futbol, también en saltos y al detenerse bruscamente luego de correr.

¿Cómo prevenirlo?
  • Usar un buen calzado para la actividad que practique.
  • Realizar ejercicios de estiramiento y calentamiento antes de sus actividades deportivas.
  • Comenzar cualquier actividad física de forma gradual y no sobre exigir el cuerpo.
  • No parar bruscamente luego de correr.
  • Descansar si es que presenta fatiga.
  • Realizar un adecuado tratamiento de Terapia Física y Rehabilitación para poder retomar sus actividades.
  • Evitar en lo posible hacer deportes sólo una vez por semana, debido a que el sedentarismo aumenta la probabilidad de lesiones.
Es muy importante que se diagnostique el desgarro muscular a tiempo para evitar retracción muscular.

Autora:  Lic. Carmen Paredes 

Terapeuta Físico


Compartir esta publicación
Escriba su comentario
*Campo Obligatorio