ENFERMEDAD DE MENIERE

¿Qué es?
La enfermedad de Meniere es causada por una alteración del oído interno que se encarga de controlar el equilibrio y la audición. Es más frecuente entre las edades comprendidas entre los 40 y 60 años y generalmente suele afectar a un solo oído inicialmente.
¿Por qué se origina?
Su etiología es desconocida. Probablemente está asociado a un acúmulo anormal del líquido endolinfático en la región del oído interno llamada laberinto, el cual contiene a los órganos del equilibrio y la audición. Entonces cuando el cuerpo se mueve el líquido endolinfático estimula dichos órganos y envían señales al cerebro de la posición y movimiento de nuestro cuerpo.

En el síndrome de meniere la acumulación del líquido endolinfático genera una interferencia con las señales de equilibrio y audición normales que van al cerebro.
¿Cómo se manifiesta?
Por la triada clásica de:
  • Vértigo
  • Acufenos
  • Hipoacusia

Puede estar asociado a sensación de presión en el oído, náuseas y vómitos. 

Cuando la triada característica aparece en el seno de otras procesos (como sífilis, post-traumatismo) se denomina Síndrome de Meniere.
¿Cómo tratarlo?
Al ser esta enfermedad de origen desconocido, no existe un único tratamiento que sea de gran efectividad para curar esta enfermedad. Actualmente los tratamientos están enfocados en reducir al máximo los síntomas que genera esta enfermedad.
Los tratamientos actuales son:

        1. Tratamiento farmacológico

Tiene como finalidad aliviar los síntomas durante la crisis y mejorar la evolución de la enfermedad. Se intenta prevenir las nuevas crisis, controlando la función vestibular y coclear, para ello se administra sedantes vestibulares, diuréticos, corticoides, entre otros fármacos.
El tratamiento se da en la crisis aguda y en el periodo de mantenimiento

        2. Terapia de Rehabilitación vestibular

Este tratamiento está encaminado a que el paciente pueda prevenir y anticipar sus ataques de vértigos o mareos. Para lo cual se trabaja con una rutina de ejercicios diseñados por un terapeuta físico de acuerdo a las necesidades de cada paciente.
        
        3. Medidas higiénico - dietéticas
             Disminuir el consumo de:
    • Sal
    • Café
    • Alcohol
    • Tabaco
            También evitar el estrés o exceso de fatiga y disminuir el peso corporal
 
        4. Tratamiento quirúrgico
              En pacientes que fracasa el tratamiento médico o cuyos vértigos les causa incapacidad.

Autora: Lic. Esther Salvador Varona

Terapeuta Físico


Comparte esta publicación
Escriba su comentario
*Campo Obligatorio