LESIÓN DEL LIGAMENTO COLATERAL INTERNO

¿Qué es?
El ligamento colateral interno es uno de los ligamentos principales de la rodilla que conecta la tibia con el fémur encontrándose en la cara interna de rodilla, llamado también ligamento colateral medial, el cual tiene como función estabilizar la articulación de la rodilla; dicha lesión puede provocar un estiramiento, desgarro parcial o un desgarro total.
Grados de Lesión:

  • Grado I:  Leve distensión del ligamento.
  • Grado II:  Lesión moderada con desgarro parcial del ligamento.
  • Grado III:  Desgarro total del ligamento.
¿Qué síntomas y signos presenta?

Los signos y síntomas que generalmente va a presentar son los siguientes:

  • Chasquido en la rodilla.
  • Dolor e hinchazón del lado interno de la rodilla (al apoyo y al movimiento).
  • Rigidez articular.
  • Inestabilidad articular.
  • La rodilla se bloquea.
  • Pérdida de la movilidad de la rodilla.
  • Debilidad del miembro inferior afectado.

¿Cómo se produce?
  • Cuando empujan la rodilla hacia el lado interno del cuerpo.
    • Un golpe fuerte en el lado externo de la rodilla.
    • Por una excesiva rotación con la rodilla flexionada.
    • Valgo de rodilla.
    ¿Qué precauciones debemos tener en cuenta?
    • Realizar ejercicios con frecuencia para mantener la musculatura en mejores condiciones.
    • Realizar ejercicios de estiramiento antes y después de realizar deporte.
    • Fortalecer musculatura de miembros inferiores, principalmente los músculos isquiotibiales y cuádriceps.
    • Realizar Terapia Física post operatorio si es el caso.

    Si practica deporte y se ha provocado una lesión durante la práctica deportiva debe acudir a su especialista para evitar agravar la lesión.

    Autora:  Lic. Carmen Paredes 

    Terapeuta Físico


    Compartir esta publicación
    RESERVAR CITA
    * Campo Obligatorio